Mejores Terrores

Volumen Cinco

Una prosa de terrores y otros malos olores.

POR Quidec Pacheco
11 noviembre 2019

Mejores Terrores

Los motivos ulteriores para nada son amores mediadores. Fíjate: aun siendo intercesores, arropándose en suaves “para-los-dos-esto-es-lo-mejor”es, terminan heladores. Hiladores de supuestos matadores, como “fue mi falta de dinero y atesores” o “mis quejas bien constantes y clamores”, un “tal vez esos regaños mamadores”. Qué dolores. Confirmarme insuficiente, viejas flores. En fin, qué fácil comprender esos horrores cuando son lo que son en vez de hedores, indicios de escondites interiores, “una-cosa-por-otra”s cobardones. Sí, quisiéramos las cosas de frente, dolor al dente, llorar bien fuerte, en vez de unas excusas evidentes que solapan invidente al que nos miente. “Fui yo, yo demente”. “Yo que nunca te quise lo suficiente”. “Yo, partera de asesinos ingredientes”. Sí, sí, “¡qué demente!”, deja te sirvo más cloro con solvente. Como si terminar la relación fuera misterio pendiente, abducción talente, culto furiente y no tú, rehuyente. ¡Qué ganas de ver un aparecido, consuelo en ser raptado y maldecido, el suave abrir de daga en mi intestino!, o no sé, la verdad. Desde aquí, en claro bosquecino, sigo sin entender tus caminos, tus flores marchitadas en mi tumba y la fuerte rumba de negra penumbra cuando todas tus voces, “gracias, disculpa” creen que explican abandonos y rupturas. ¿Y qué hice mal entonces? Me derrumbas. ¿Por qué dices que yo no tengo la culpa? Rasco la tierra para que sucumba, grito, pero solo el silencio zumba. Alumbra. Quién sabe. Igual y piensas que me estabas dando ratos protectores, echarte la culpa, comerte las flores. Prefiero la sangre, la muerte, los dones; cualquier homicidio a las sinrazones, tus testamentos heredadores, absolvedores… estafadores. Nunca revelaste tus motivos ulteriores.

 

Sinceramente, hay mejores terrores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos similares

Numen o de la rebelión lingüística

Volumen Cero
Soltamos la palabra colgada en el labio, y se rompe el dique que contenía el torrente de significación: estalla la metáfora, el símbolo que corta nuestro cordón umbilical con el mundo natural. ¿Qué nos revela…

Palabras de concreto

Volumen Siete
Un poema de Emilia Pesqueira.

Dos poemas (de mar y ropas).

Volumen Dos
Dos poemas por Isabel Papacostas.

Mi yo fantasma

Volumen Catorce
Luchar con fantasmas es una encomienda sin sentido. Sin algún tipo de arma mágica, de virtud sagrado o artefacto místico, resulta no solo inútil, sino peligroso. Lo primero que se pone en riesgo es nuestra…

Algo más que una estrella

Volumen Diecisiete
Un poema de Valeria Gutiérrez. Este texto forma parte de los talleres impartidos por Rebeca Leal Singer de marzo 2021 a julio 2021.

Moral de lengua y cuchillo

Volumen Cuatro
¿Que difiere entre empuñar el frío cuchillo o pasear en el platillo gustosa nuestra lengua?

Un minuto de gritos

Volumen Diez
En este poema en prosa, cargado de fuerza visual, Raquel escribe a partir de la voz de las mujeres que sufren a diario, incluso en las redes, el acoso del machismo, ya en tono de…

Volumen Cuatro
Una serie de poemas de Ecografías (Cuadrivio, México, 2019), el último poemario de Priscila Palomares.

¿Qué sueñan los perros?

Haba es una perrita adoptada que sueña con ir al espacio. No cualquier perrita sueña con ir al espacio. Este cuento, que forma parte de la antología Sin Puertos publicada por Casa Tomada, imagina ese…