BICHOTAS

Volumen Quince

Para Mariana Ortiz, las mujeres que hacen reggaetón no solo reafirman la apropiación de sus cuerpos sino que se posicionan como creadoras de un estilo único.

POR Mariana Ortiz Joachin
1 julio 2021
FOTOGRAFÍA POR: VOCANOVA

BICHOTAS

Las mujeres son dueñas de su cuerpo. Ésta es una aseveración que no tendría por qué ponerse en duda jamás, lo creo firmemente. En reggaetón, pueden poner el culo y decir que no quieren coger, pueden dejarse sexualizar y sexualizarse ellas mismas, llamarse putas y zorras, resignificar el insulto y que no lo sea nunca más. Las bichotas pueden hacerlo y decirlo todo.

Quiero darte mucho placer en muchas direcciones
vamo a hacer la cosa como nunca
(Tego Calderón, 2003)

Que me hagas fuerte suspirar
pero pa la cama digo mira na, na, na
(Ivy Queen, 2003)

*

Hoy es noche de sexo
lo juro por Dios que esta noche serás mía
(Wisin & Yandel, 2005)

Dueño de qué, dueño de nada
dueño de qué, mi amor no tiene dueño
(Mara Prada, 2013)

*

Fueras mi novia y yo tu príncipe
ser mas allá que un amigo
(Daddy Yankee, 2004)

Yo tengo la corona, Letizia que se joda
(Chanel, 2016)

*

Que soy mejor que él, cuéntale
que te traigo loca, cuéntale
(Don Omar, 2006)

A callarle la boca
ya me acostumbré
(Cazzu, 2019)

*

Tú andas suelta, finísima, riquísima
soltera, solicitada y pa colmo putísima
(Arcángel, 2019)

No soy zorra, solo atrevida
me gusta mucho la buena vida
(Mi$$il, 2016)

*

Dando vuelta en la jeepeta
a lao mío tengo una rubia
(Nio García, 2020)

Me aburrí de la jeepeta y saqué un makinon
que cuando lo acelero sienten la presión
(Karol G, 2021)

La revolución que viene habrá de eliminar fronteras y tensiones entre musa y creador. Si aprendemos a mirar los bordes, aquellos márgenes que solemos olvidar por el resplandor de ese centro engañoso, sabremos que el perreo, como el futuro, también nos pertenece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos similares

Necio

Volumen Diecisiete
Un poema de Claudia López. Este texto forma parte de los talleres impartidos por Rebeca Leal Singer de marzo 2021 a julio 2021.

Seeds’ Lullaby: Sueños y el despertar después de la pandemia

Volumen nueve
Nuestra premura por cambiarlo todo o, mejor dicho, por esperar a que todo cambiara por sí mismo, se ha apaciguado. Incluso las inequidades brutales que la pandemia evidenció –hubo quien no pudo quedarse en casa,…

El 2019 solo cuenta si se recuerda en lecturas

Volumen Veinte20
Para el Volumen Veinte20, Dina Tunesi recuerda 20 de sus lecturas que marcaron su 2019. Dicen que recordar es volver a vivir, ¿qué dirán de recomendar?

Quiebre de Lente

Volumen Dos
Cuando solo cabe una única verdad, no nada más perdemos una de las condiciones esenciales para sobrellevar nuestra vida -la imaginación-, se pierde también la capacidad de crítica frente a quien busca imponerla. Quiebre de…

¿Eras, Eres, Serás?

Volumen Cero
En este poema en prosa, se desarrolla, a modo de confesión, una fuerte voz lírica que asciende a la par de reflejar el comportamiento del hombre a lo largo de la historia; ya personal, ya…

Olvido histórico

Volumen Uno
Un poema por María José Gutiérrez.

Sin tentar a la suerte

Volumen Uno
Un testarudo vaquero exige su dinero de recompensa tentando constantemente a su suerte.

Ciclo del taco y del plantío

Volumen Trece
Tiempo, maíz, memoria: ciclos que comparten las plantas de mazorca, pero también todas las personas. Un poema por Jorge Olivera.

No se contratan niños sin manos

Volumen Nueve
Un breve texto de Francisco Tijerina que juega con la ficción y la prosa poética para entregarnos algo propio de estos tiempos pandémicos.