Política

Exhorto al Congreso del Estado de Nuevo de León a votar contra la iniciativa que pretende despojar a la niñez de una educación laica e integral

Posicionamiento de VOCANOVA respecto al Pin Parental.

Nuestras chichis hablan

Volumen Ocho

Tal vez ningún órgano ha sido cosificado como los senos -las tetas, pues- de las mujeres. Es a partir de ellos que la sociedad parece definirlas; reducidas a dos redondeces. Políticamente Incorrectas deciden descosificarlas, y las dotan de la personalidad viva, fugaz y diversa que tienen: porque sí, las mujeres no son sus tetas, ni se definen por ellas.

Cuerpos bajo presión

Volumen Ocho

Las mujeres son cuerpos que se esculpen con relación al otro; con relación a la presión que se imponen desde los medios tradicionales de comunicación. Las costumbres sexistas se han propagado en nuestra sociedad desde el comienzo y no existe caso que ejemplifique mejor la manipulación ideológica por medio de estereotipos como lo son los medios de comunicación.

Tan rápido nos olvidamos: racismo y coronavirus

Volumen Ocho

La pandemia del COVID-19 ha puesto bajo la lupa no solo la fragilidad humana, también la ideológica: ha disparado xenófobos por diestra y siniestra. A partir de una comparación histórica entre la epidemia del 2009, Jesús Guerra desmiente algunos mitos sobre la xenofobia detrás de las pandemias. Históricamente las enfermedades no se han esparcido en este continente por culpa ni de los mexicanos ni de los chinos: las grandes pandemias han venido de Europa y Estados Unidos.

Yo perreo sola, o de cómo Bad Bunny no es quien él piensa que es

Volumen Ocho

Mucho se ha escrito de la supuesta deconstrucción o redefinición de la masculinidad a cargo de Bad Bunny cuyos argumentos se han centrado, por ejemplo, en su capacidad de vestirse como mujer, de pintarse las uñas, de ponerse un vestido o de tener tetas. ¿Es en realidad un icono de la deconstrucción masculina, una reivindicación del reggaetón?, ¿o más bien es un "stunt" publicitario para generar likes? Mariana Ortiz reflexiona al respecto.

Tenemos que hablar de tetas

Volumen Ocho

Tenemos que hablar de tetas, de su flacidez y rigidez, de su redondez y su gravedad, de sus colores y de sus tamaños; tenemos que hablar de tetas porque de lo contrario, serán siempre un objeto de la industria pornográfica. Arrebatemos de esa cruel industria las tetas. Este volumen queremos explorar la sexualidad percibida en el mundo moderno; la cosificación de la mujer y sus efectos; buscar encontrarnos de nuevo en el erotismo, arrancarle a la hipersexualización de la mujer lo bestia que nos ha vuelto. Hablar de tabús y de mitos; hablar de tetas es un decir: tenemos que hablar de todos nosotros. Este texto presenta el dossier del Volumen Ocho de VOCANOVA.

El porno: culpable hasta comprobar lo contrario
Volumen Ocho

El porno ofrece como principal motivo de excitación la humillación de las mujeres, exaltando este modelo de mujer como deseable y convirtiendo la desigualdad entre hombres y mujeres en algo sexualmente excitante. En este breve ensayo, Melissa Ayala analiza esto y otras cuestiones sobre la pornografía bajo una mirada feminista y moderna.

Las tetas no son asunto público

Volumen Ocho

Senos, tetas, chichis, bubis: le hemos inventado toda formas de nombres porque creemos que los senos de las mujeres le pertenecen a todos; a una colectividad. No es así. Mafer Rodríguez reflexiona sobre lo qué sufren a diario las mujeres por el mero hecho de tener un par de senas, tetas, chichis, o bubis...como queramos llamarles.

La prostitución en la trampa de la pobreza

Volumen Ocho

La prostitución, además de soportar el recurrente asecho moral de la religión y acarrear la estigmatización social, soportan un sin número de peligros y abusos que trastocan y niegan su derecho a la vida digna. Sebastián Irigoyen analiza cómo fue que la prostitución llegó a constituirse como una industria en diversas latitudes y de un dinamismo simétrico en términos economicos.

Cargar más