Perturbación Pasional

Escapa tu rutina con este breve relato literario.

La Carta

Ernesto Dávila relata un amor en los tiempos de la revolución mexicana.

Los Trenes/Águila Azteca

Breve relato de Ernesto Dávila que quiebra el lente de la realidad y la ficción de la condición migrante.

El candidato

El alcance de una candidatura política no siempre es con el fin de la elección.

Leyenda Norestense

Se cuenta que ese año (y otro más, y tantos otros), el sol inclemente del verano y los crudos inviernos acabaron con toda posibilidad de supervivencia en aquella comunidad cercana a Cadereyta.

El escribano

La profesión de escribir por los que no pueden. ¿Quién fuera a pensar que sería una profesión tan esperanzadora? Un pequeño relato de Ernesto Dávila.

Tú en tu 2 de octubre (a 50 años)

Ernesto Dávila se vale de la ficción -y no ficción- del México de 1968 para recrear uno de los episodios más importantes de nuestro país: el movimiento estudiantil del 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas. Con una voz que combina literatura y vivencias personales, logra situarnos, a 50 años de aquel suceso, en el contexto político de entonces. Con justicia Tenochtitlán, la Nueva España y el México moderno convergen hoy en día; no sin luto, no sin pena.

Boda Rural

En un pueblo desconocido, dos novios celebran su lazo matrimonial mientras la madre del novio atiende sin cesar a los muchos invitados (o no invitados) que esperan de cenar y tomar. Las tierras áridas todavía esconden y presumen algo: esas costumbres, raíces. Pero muy en el fondo. Las hemos cambiado, nuestras costumbres, y con ello, ¿nuestra dicha? Aquel cálido sol; el olor del guisado en la cazuela de barro; la familia ‘engotada’ de sudor pero feliz, solo en la memoria. Bajo el cemento yacen; tumba de la metropolis. Ernesto Dávila nos regala la memoria. «Éntrenle a los frijoles y al arroz, ¡chingones!»