A 50 años de vuelo: una mirada a la inmortalidad led-zepeliana

El trueno en la voz de Plant; la percusión enfurecida de Bonham; la versatilidad de Jones; y el ingenio musical de Page, hicieron de Led Zeppelin no una banda: un mito que se reafirmaba en cada uno de sus álbums. Dioses del olimpo; leyenda del rocanrol; el cantar de los cántares nórdicos; mucho se ha dicho del zepelín que -en palabras de Keith Moon- jamás habría de volar, pero que logró llegar al cielo musical. Desde el crunge, hasta el country; desde el rock hasta la balada: Led Zeppelin descubrió en la música una forma de experimentar la vida misma. Theo Garza y Javier Talamás, con motivo del 50 aniversario de la banda inglesa, curan una playlist que pretende mostrar el lado humano y versátil de la banda.

por Redacción
22 Febrero 2019
Teimpo de lectura -
Fotografía S/D

A 50 años de vuelo: la inmortalidad led-zepeliana

El oro cae en espiral hasta las alturas de los hombros, y el viento lo ondula por todas partes. Los rizos brillan. El sol se avergüenza. Sabe que no será más luz. El pecho abierto, como alas por en frente. Desafía al público y lo yergue: libera un magnetismo de sexualidad. Pantalones que se confunden, al llegar al pie, en su piel misma. El cable del microfono viaja en diagonal de una de sus manos hasta la otra. Lo estrangula. Inhala...y unos segundos después, el trueno que se escapa desde la garganta: Robert Plant está en el escenario. 

Jimmy Page, no tiene ojos más que para seis cuerdas, que a veces convertía en doce: es un milagro como el que profesa el evangelio, pero que sacía otra hambre que los panes de Jesús: hambre de vida; hambre de placer; hambre de dioses. Sus cinco dedos, se vuelven diez, luego veinte, hasta perderlos de vista: golpea cada cuerda como dictado por una fuerza sobrenatural. La potencia que provoca la tensión de cuerdas, ensordece al público. Jimmy Page comienza su liturgia de arpegeos, danzas, y rasgaduras de guitarras. Se inclina levemente hacía atras, no por el peso de la guitarra, sino el de la historia que sabe encarna.

Atrás de él, el ritual de los tambores: John Bonham los golpea e invoca a la fuerza de la lluvia. Una y otra vez caen sus manos como duras piedras sobre las tarolas. El piso se fisura con el golpe de sus piernas. La bateria de Bonham es presagio de una guerra antigua: desde Valhalla, los vikingos lo acompañan. 

Y mientras, John Paul Jones acomoda los arreglos como si dirigiera una orquestra. Con el tacto de quien hace el amor por primera vez, cada vez acaricia una tecla con delicadeza y precisión de amantes. Luego se entiende con la guitarra. Y le sigue la mandolina. Y le sigue el bajo. Y le sigue el órgano. Y le sigue, y le sigue, y nadie alcanza su versatilidad.

El trueno en la voz de Plant; la percusión enfurecida de Bonham; la versatilidad de Jones; y el ingenio musical de Page, hicieron de Led Zeppelin no una banda: un mito que se reafirmaba en cada uno de sus álbums.

En esta playlist curada por Javier Talamás y Theo Garza, encontrarás una mirada distinta a la mítica banda inglesa. Canciones que suelen pasar desapercibidas, pero que cada una, representa un momento y etapa del vuelo de este zepelín que a cincuenta años, no ha caído.

Canciones en Zeppelin+Vocanova:

1. Celebration Day

2. Travelling Riverside Blues (BBC Sessions)

3. Bring It On Home

4. The Rain Song

5. Houses Of The Holy

6. Ten Years Gone

7. Out On The Tiles

8. What Is And What Should Never Be

9. Bron-Yr-Aur Stomp (Live) 

10. The Ocean

11. Good Times Bad Times

12. When the Levee Breaks

13. Gallows Pole

14. Night Flight

15. Thank You

Robert Plant (vocales, armónica...y trueno).

La liturgia de Jimmy Page

La furia de Bonham: baquetas que transformaba en martillos.

John Paul Jones: nadie comulgaba con la música como él.

 

 

 

*Texto por Javier Talamás y selección y curación por Theo Garza.

Artículos recientes

Show Comments Hide Comments ()

La trinidad pacífica: a 50 años de Woodstock

Jesus Montaño reflexiona entorno a los 50 años del festival de música más importante de la historia: Woodstock.

Avanzada regia: el quiebre musical de las montañas

volumen dos

En los noventas, el norte de Monterrey presenció un crecimiento musical sin precedentes. Aunque cercado por montes, algo penetró hasta el corazón de la ciudad; y las células musicales de los regios se estremecieron: había nacido un movimiento musical que pugnaba por colocar a la Sultana del Norte en la escena artística, hasta entonces, secuestrada por el centro del país. Esta lista musical de Theo Garza busca revivir el movimiento musical.

Nashville Skyline: la culminación del ‘68

Finales de la década de los sesenta en los Estados Unidos; las elecciones presidenciales, una guerra contra el comunismo y el asesinato de diversas figuras sociales y políticas llenan los tabloides de la época. Pero en Nashville, Tennessee, Bob Dylan estaba por concebir su disco Nashville Skyline.

Cargar más