De la soledad a la solitud. Te presentamos «BREACH» el nuevo álbum de Fenne Lilly

Editorial

Regálate un tiempo para explorar el universo musical de BREACH, el nuevo álbum de Fenne Lilly, quien promete ser una importante adición a Dead Oceans, que es también la casa discográfica de artistas como Phoebe Bridgers, Mitzky o Japanese Breakfast.

por Redacción
22 Octubre 2020
Fotografía Obtenida de: Northern Transmissions

Sobre descubrir quién eres y llegar de la soledad a la solitud. 

Estás en tus 20s, no eres quien creías ser, o quizá sí. Decides tomarte unos meses, para sentir, en un lugar desconocido. Aprendes a existir creando. O quizás no.

Así nace BREACH creado por Fenne Lilly en algún lugar de Berlín durante un autoexilio previo al distanciamiento social obligatorio.

La cantautora, de origen inglés y tan solo 23 años de edad, presentó su primer trabajo como parte de la compañía de Dead Oceans, a la cual pertenecen varias de las artistas indie del momento, como Phoebe Bridgers, Mitzky o Japanese Breakfast, generalmente reconocidas por su vulnerabilidad, su destreza emocional y la belleza atmosférica de sus proyectos. 

Mientras que su primer álbum On Hold (2018) llegó a ser percibido como la catarsis de una ruptura, Fenne Lilly aprovecha BREACHES para explorar la raíz de su soledad y su entendimiento de la existencia, desde un enfoque íntimo y de reflexión personal. 

Iniciando con To Be A Woman Pt.1,Lilly  plantea una atmósfera casi mística, de aceptación quizá, de su existencia desde el ser mujer. Este trance es seguido Alapathy, que propone un juego de contradicciones, una oda a la automedicación con THC acompañada de líneas memorables como “I saw Oblivion at capacity, we should go sometime”. 

Aterrizando más tarde con Berlín en la narración de una experiencia un poco menos abstracta, pero igual de explorable desde una voz interior: El entenderse con la soledad propia, perdiéndose en las calles de una ciudad en la que solo se es un turista. 

Elliot por otra parte, es el primer proyecto que Fenne Lilly comenta haber escrito tratando de imaginar las experiencias de otras personas y no las propias, tocando cuestiones existenciales en líneas como: Everyone you ever wanted to be is dying the same death / And you'll learn / And you'll burn by different fire”.

A continuación se permite explorar algunas experiencias personales de ruptura, que irónicamente, parecen ser altamente comunes I, Nietzche es el necesitado recordatorio universal de tener cuidado con el narcisismo encubierto de ciertas parejas “intelectuales”. 

Mientras que Birthday es una indirecta personal a cierto match de Bumble, Laundry and Jetlag explora los restos del sentir después de una relación codependiente. 

A medida que va cerrando, el álbum se siente cada vez más como una conversación personal entre la autora y sus propias dudas, miedos y deseos; Un reencuentro con lo que fué y lo que es, con la poderosa pero oscura I Used To Hate My Body But Now I Just Hate You que de nuevo es un reconocimiento a su propia transformación, más allá de una relación. 

‘98 es el outro que encamina al cierre de la experiencia, recordando vagamente a los inicios musicales de Lily, y desembocando en Someone Else' s Trees que parece ser una conclusión propia de lo que fue este proceso de autodescubrimiento del ser. 

A pesar de que el aislamiento durante el cual fue concebido fue premeditado, es posible que algunas de estas emociones y reflexiones se sientan un tanto parecidas a las que hemos estado experimentando en esta pandemia, y que el escuchar podría ser una buena manera de procesar las propias.  

 

Artículos recientes

Show Comments Hide Comments ()

La trinidad pacífica: a 50 años de Woodstock

Jesus Montaño reflexiona entorno a los 50 años del festival de música más importante de la historia: Woodstock.

Avanzada regia: el quiebre musical de las montañas

volumen dos

En los noventas, el norte de Monterrey presenció un crecimiento musical sin precedentes. Aunque cercado por montes, algo penetró hasta el corazón de la ciudad; y las células musicales de los regios se estremecieron: había nacido un movimiento musical que pugnaba por colocar a la Sultana del Norte en la escena artística, hasta entonces, secuestrada por el centro del país. Esta lista musical de Theo Garza busca revivir el movimiento musical.

A 50 años de vuelo: una mirada a la inmortalidad led-zepeliana

El trueno en la voz de Plant; la percusión enfurecida de Bonham; la versatilidad de Jones; y el ingenio musical de Page, hicieron de Led Zeppelin no una banda: un mito que se reafirmaba en cada uno de sus álbums. Dioses del olimpo; leyenda del rocanrol; el cantar de los cántares nórdicos; mucho se ha dicho del zepelín que -en palabras de Keith Moon- jamás habría de volar, pero que logró llegar al cielo musical. Desde el crunge, hasta el country; desde el rock hasta la balada: Led Zeppelin descubrió en la música una forma de experimentar la vida misma. Theo Garza y Javier Talamás, con motivo del 50 aniversario de la banda inglesa, curan una playlist que pretende mostrar el lado humano y versátil de la banda.

Cargar más