Educación sin violencia; inimaginable para las generaciones que aprendieron desde el miedo

Editorial

Para las generaciones que crecieron educadas en un entorno de insultos y golpes con la regla, es imposible imaginar procesos de aprendizaje basados en el respeto. Lo que debemos «extirparnos del cerebro» es la creencia de que los insultos y el miedo son aceptables en procesos de formación y educación.

por Redacción
19 Octubre 2020
Fotografía Obtenida de: Cj worldnews

Educación sin violencia; inimaginable para las generaciones que aprendieron desde el miedo

«Este güey de plano va a necesitar que le extirpen el cerebro» fue una de las afirmaciones violentas del docente, quien tomó una actitud increíblemente arrogante y grosera al dirigirse a un alumno con síndrome de Asperger que trataba de presentar su trabajo. 

 Las opiniones que surgieron en redes a partir del video tomaron dos extremos:

Por un lado los estudiantes y las generaciones más jóvenes criticaron ampliamente las actitudes que presentó el maestro, comprendiendo que, además de ser discriminación a un estudiante de capacidades diferentes, es un trato que en cualquier contexto es violento y degradante.

Por otra parte, hubo comentarios de personas que utilizan por ejemplo el término «generación de cristal» al referirse a la fragilidad o sensibilidad de las nuevas generaciones. Los comentarios en favor de las actitudes del profesor argumentaban que «en sus tiempos» era aún peor, y que esto ayuda a forjar el carácter.

Este tipo de insultos se enfocan en considerar la vulnerabilidad o la amabilidad como debilidades, y enaltecer la resistencia a actitudes violentas e irrespetuosas. 

Lo que se aprende se reproduce, pero es necesario imaginar nuevas formas de relacionarnos y cuestionar los comportamientos violentos y normalizados que existen en la vida diaria. 

El resentimiento se traduce a violencia cuando quienes fueron educados desde el miedo y la crítica son confrontados por nuevas perspectivas, que entienden que la educación desde el respeto y la comunicación es posible y necesaria. 

Artículos recientes

Show Comments Hide Comments ()

Sobre el origen de los machitos

Volumen Once

Las conductas violentas y machistas se suelen justificar desde una posición biológica: el hombre es fuerte, es viril, es líder de tribu. Esto es falso. Si desde la posición biológica se quisiera justificar, entonces se debe abordar también desde la teoría de la evolución. Además, no se debe ignorar que las personas somos, esencialmente, seres sociales. Oscar Elizondo repasa el origen del macho tradicional desde esta perspectiva. ¿Están acaso los hombres que no han adaptado la masculinidad a la sociedad actual predispuestos a la extinción?

Ingenieros Macho Alfa

Volumen Once

En el imaginario social del mexicano la ingeniería es una carrera de hombres (sensatos además diría el profesor chiflado). Lo que engloba ese título portado por tantos es una especie de orgullo masculino en esencia pura. Una medalla de macho en torno al cual gran porcentaje de la población varonil se identifica y desde donde se construye su identidad. Para Federico Compeán, hay una necesidad de romper con esto.

El verde oscuro es un color de Señor

Volumen Once

Camila Cienfuegos, en torno a la memoria de su abuelo, reflexiona sobre el rol que las figuras tradicionales paternalistas pueden tener; y cómo estas influyen en la construcción de una identidad y de los recuerdos que nos forjan.

Cargar más