La posibilidad

El Blog

La pandemia nos ha dado una oportunidad para reflexionar sobre lo que extrañamos como sociedad; ¿será momento de aprovechar la pausa, el silencio, para hablar desde la honestidad que el ajetreo constante del diario no nos permitía? Michelle Mijares reflexiona sobre ello.

por Michelle Mijares
25 Abril 2020
Teimpo de lectura - 01 minuto 58 segundos
Fotografía S/D

La posibilidad

Que extraño, ¿no?, pensábamos que la tecnología y la virtualidad habían tomado el control de nuestras vidas, hasta que realmente no tenemos opción. Y, en medio de esta pandemia, comenzamos a valorar cosas que pensamos nunca íbamos a extrañar. La posibilidad. La posibilidad de ir por un café los lunes y de ver a los amigos y a las amigas en el café de los martes; la posibilidad de salir a correr o de ir al cine si se antoja. Pero siempre he pensado que incluso en las peores situaciones lo que debemos hacer es darle la vuelta. 

Dale la vuelta. Detente a pensar. ¿En qué puedo invertir este tiempo? Y no, no me refiero a que te impongas a ti mismo un reto de productividad y expectativas que solo alargan tu proceso y te crean una carga difícil de llevar. Deja de lado las expectativas y concéntrate en lo que esta oportunidad realmente significa.

Puedes conocerte. Puedes empezar a dejar ir. ¿Cuándo habías tenido la oportunidad de estar todo el día en casa y saber que la mayoría de los demás también lo están? Habla. Sácalo. A veces las cosas en persona duele más decirlas, ¿por qué no decirlas ahora? ¿Por qué no aprovechar esta línea del tiempo que parece infinita para limpiar la mente y sacar todo lo que no puedes?

Díselo. Dile que le quieres, que todavía extrañas. Pide perdón, a todo el que sientas que lo merece. Renueva amistades, habla con aquellos que la rutina no te dejaba ver hace tiempo. Manda ese mensaje ¿qué puedes perder? Pregunta a tus seres queridos cómo están. Ofrece tu compañía, aunque sea virtualmente: nunca conoces del todo la situación de la gente.

Sácalo. Termina este proceso como alguien nuevo, como alguien que ya no tiene asuntos pendientes. Ni contigo mismo ni con nadie más. Es tiempo de decir las cosas. Es tiempo de sacar los sentimientos que llevamos atorados un tiempo y que escondemos en la rutina, en los pendientes, los ajetreos de la vida. 

Esta es ahora tu posibilidad. Aprovéchala. Tómala de la mano, y ábrete posibilidades nuevas. Y cuando todo esto se acabe, y pongas los pies afuera de tu puerta, sabrás que dejas en la cuarentena toda la carga que llevabas hace tiempo, y que ahora la has hablado, y ya no queda nada colgado solo en tus pensamientos. 

Háblale, escríbele, díselo. Porque no sabes qué pueda pasar si tomas esa posibilidad. Y quizá, en un tiempo puedas mirar hacia atrás y pensar que todo esto en sí, no estuvo tan mal.

Artículos recientes

Show Comments Hide Comments ()

De alguna manera, en algún lugar, en algún momento

El Blog

Dark, antes de ser una serie de viajes en el tiempo, física cuántica o universos paralelos, es un drama humano; una historia con alta carga simbólica sobre el dolor, el deseo, el destino y la muerte

Fluir

El Blog

Toda la existencia tiene un ritmo; polos contrarios que se vuelven en sí mismos; un eje que gravita y rueda; un beso; las personas; el amor y el desamor; Sr. Semilla reflexiona sobre la infravalorada condición de fluir y dejarse fluir.

Sobre escribir en el encierro

Opinón

Hoy los textos son más como imágenes, cómo instantes congelados en la virtualidad. Son palabras sin contexto, sin esencia, sin distancia. Se leen como se escriben, un poco en automático y con gran cantidad de distracciones. Las letras solo le hablan a quién ya las ha leído; ya sea en su mente o en otros textos. Federico Compeán reflexiona sobre la necesidad que implica el escribir, incluso desde el encierro.

Cargar más