Las posibilidades del arte en Ecatepec

Volumen Tres

Ecatepec de Morelos es uno de los municipios más pobres y poblados de México. ¿Habrá espacio para un poco de arte y cultura? Mishelle Muñoz platicó con los organizadores detrás del Museo Arte Contemporáneo Ecatepec y del Barrio con Arte Nuestra Cultura Organizada (B.A.N.C.O) sobre este la marginación y el espacio para el arte.

por Laura Mishelle Muñoz González
6 Mayo 2019
Fotografía Museo Arte Contemporáneo Ecatepec

Las posibilidades del arte en Ecatepec

Con más de un millón y medio de habitantes, Ecatepec es el municipio con mayor número de pobladores del Estado de México y sólo tres centros culturales aparecen listados en el Sistema de Información Cultural nacional. En 2015 fue uno de los 15 municipios en el país con mayor número de personas en situación de pobreza y pobreza extrema. Sin embargo, desde la comunidad han surgido iniciativas culturales para los pobladores de la zona. 

Conversamos con Antonio y Tonatiuh del Museo Arte Contemporáneo de Ecatepec (MArCE) y con Jacqueline y Lalo del Barrio con Arte Nuestra Cultura Organizada (B.A.N.C.O). Ambos son proyectos autogestivos e independientes que realizan actividades artísticas y culturales en las colonias vecinas de Santa Clara Coatitla y San Agustín, en Ecatepec. 

El MArCE es un proyecto colectivo que surge en 2015 por iniciativa de gestores culturales, historiadores y artistas, que, bajo un programa temático anual, realizan residencias artísticas, proyecciones de cine, recorridos en lugares significativos para la comunidad e intervenciones. Es un proyecto de acción comunitaria, a través de estrategias del arte contemporáneo, en relación con una comunidad específica, el pueblo de Santa Clara Coatitla. 

El BANCO es un lugar abierto para la comunidad, donde pueden compartir talleres, experiencias y saberes. Organizan eventos como la Gratiferia, donde el último domingo de cada mes reciben donaciones (ropa, utensilios, material) y lo exhiben; además organizan obras de teatro, proyecciones de cine o exposiciones. 

Conversé con ellos al respecto.

Reventón Cultural por B.A.N.C.O.

Murales comunitarios

Mishelle [M]: ¿Como ha surgido esta escena cultural en la periferia?

Tonatiuh: no había una oferta cultural como la que existía en la Ciudad de México, creo que cada vez más proyectos tratan de cumplir con este objetivo, de hacer circular en la periferia manifestaciones culturales que usualmente sucedían en el centro. Creo que eso tiene que ver con que quienes estamos creando estos espacios pertenecemos a una generación que creció siempre poniendo en tensión este territorio (Ecatepec) con la Ciudad, que crecimos teniendo nuestros espacios de esparcimiento en la Ciudad, yendo a las escuelas en la Ciudad y que de pronto eso causa que no tengas amigos en tu colonia con quien te identifiques, pasas muchas horas en el transporte, o en la escuela y de pronto no hay un modo de crear esa comunidad. Estos proyectos responden justo a una cosa de regresar. En mi caso personal también de una desilusión de como funcionan las instituciones artísticas en el centro, y estar en ese lugar y decir, bueno cómo creamos otras alternativas para esta gente con la que siempre he estado, pero nunca he estado. En el caso del MArCE en Santa Clara, en mi caso personal no había una verdadera relación con los vecinos, con el contexto con las tradiciones. Tiene que ver con ese movimiento de redescubrirnos nosotros, como habitantes de ese lugar y encontrar maneras de conectar creando estos espacios. 

Antonio: Ha cambiado un poco nuestra visión, nos posicionamos como un museo sin paredes, y nos hemos dado cuenta que hay un montón de proyectos y de cosas sucediendo en Ecatepec y de algún modo nuestra intención es diluirnos en relación con esas expresiones que suceden y sucedían desde hace tiempo ahí. Creo que es una misión del colectivo, escuchar con más atención lo que sucede en ese entorno, a las fiestas y formas de organización, que de algún modo pueden ser precedente de lo que intentamos hacer ahora.

Jacqueline: El BANCO está en San Agustin en Ecatepec, una zona de mucha violencia, mucho olvido. El proyecto surge con las necesidades del espacio ya que en Ecatepec no hay tantos espacios de cultura. Iniciamos hace 9 años con un festival que se llama Reventón Cultural. El festival se hacía en la calle, y con la necesidad de fortalecernos, tener un espacio donde continuar actividades, surge el Banco, que era un espacio abandonado.  Somos un equipo de varios vecinos de la zona, cada quien con diferentes profesiones y con la intención de integrar a la gente que no tienen las posibilidades de salir a la Ciudad de México, para que se acerque a este espacio que tiene actividades gratis o a bajo costo para que puedan integrarse a algo que se les ha negado. 

Lalo: El espacio se llama BANCO porque era un Bancomer, un edificio de tres pisos que al cerrar la sucursal por cuestiones de violencia e inundaciones quedó abandonado. Teniendo este espacio cambia un poco la dinámica en la que no queremos tirarle al típico centro cultural porque sabemos que tiende a caer con muchos tintes políticos. Desde la autogestión hemos trabajado y hemos platicado mucho en como salir adelante, con las necesidades que cada uno tiene, incitar a las personas a que se trabaje en comunidad, porque al final de cuentas, es de todos y es de nadie el espacio, queremos retomar el trabajo comunitario, el tequio, entrar al trabajo con la onda del reciclaje, viendo lo marginal que se ha vuelto la colonia, es el pretexto para traer una actitud mas fresca. Los Reventones Culturales son para llevar arte, talleres y otro tipo de experiencias  a los pobladores de San Agustín, con esta idea de que no tengan que ir a la Ciudad de México. 

M: ¿Cómo ha sido trabajar en Ecatepec? 

Lalo: nosotros a diferencia de Santa Clara no tenemos una cultura de pueblo, la historia de San Agustín es más reciente, empieza en los 50’s. La cultura es la inseguridad, violencia es lo que ha llegado a toda esta parte del Estado de México. En el espacio se convive con las problemáticas. Por ejemplo, las inundaciones, o a veces está un taller y de repente se escuchan balazos a unas calles. El ideal a veces que tenemos es que esta influencia logre reducir el miedo.

Jacqueline: trabajamos con estas necesidades del contexto de violencia, por ejemplo hemos tenido talleres de defensa personal o talleres dirigidos a mujeres. 

Tonatiuh: nosotros no tenemos un espacio físico, hoy nos damos cuenta de que sí es necesario. Nuestro trabajo se desarrolla siempre en el espacio público: en las plazas, en las calles. En ese sentido son acciones cuyo público son los transeúntes, y ellos van a consumir la pieza o la acción unos cuantos minutos y se irán, y creo que eso habla de lo difícil que es crear públicos; por la diversidad que hay, y por las características de la vida de esas personas. Por ejemplo, no puedes crear un taller en el que exijas estar todos  los días a “x” horas. Hay muchísima movilidad, y en ese sentido lo que trata MArCE es que sus acciones se disuelvan lo más posible en la realidad de esos individuos. Esto lo logramos, la mayoría de las veces, a través del silenciamiento de la voz del arte contemporáneo, es decir, la gente lo va vivir como algo a lo mejor curioso, paradójicamente siempre en relación con lo cotidiano y a partir de ahí es posible detonar una reflexión. 

A veces la idea que se tiene de Ecatepec o de la periferia es como si todo fuera violencia, que seamos proyectos vecinos (con BANCO) en colonias vecinas hace muy claro que son contextos y culturas completamente distintas, y que cualquier pretensión de acción cultural o comunitaria, tiene que atender a esos contextos y tiene que venir de gente que esté capacitada o que haya vivido allí, para poder entender cual es ese sistema de vida, para que pueda tener esa transcendencia, por que sino puede que el proyecto quede articulado bajo los estereotipos de que todo es violencia.

... pero estando en el margen vives el centro de lejos, como algo a lo que nunca vas a acabar de pertenecer. Estar en el margen es un privilegio porque te permite estar siempre desde fuera viendo, y reflexionar lo que sucede en el centro. A pesar de que es una posición muy insegura, también es muy segura porque tienes implicaciones pero no las tienes, estas en un espacio bisagra que abre muchas puertas, donde hay mucha facilidad de movilidad y autodefensa, y eso posibilita crear espacios que en el centro no hay. 

M: ¿Ecatepec como zona marginal? 

Jacqueline: La marginación es en parte olvido. Muchas veces nos han dicho ¿por qué no les dicen nada por ocupar el edificio? Yo digo, porque esta olvidada la colonia, a quien le interesa si lo ocupamos o no. Hay baches, están las calles abiertas, se inunda… Entonces realmente no veo interés político ahí.

Tona: la marginación sí es una ceguera política, pero también por parte de los ciudadanos que no quieren asumir una responsabilidad y se auto-inflingen el margen. Yo creo que la marginación es sí una cuestión geográfica y política, pero para mí es sobre todo una cuestión filosófica y de metodología. El margen siempre está en relación a (un centro), entonces lo que te permite ese margen es voltear siempre a ver lo que no eres.

Para mi crecer en un margen implica que te vuelvas más creativo, un margen puede ser ser homosexual, ser mujer, ser indígena, hasta ser de otro partido político, por ejemplo, hoy ser del PRI puede ser, ser el margen [risas]. Y hay márgenes que no vivimos como tales, como ser millonario, es otro tipo de marginalidad, una que se basa en la puesta en tensión de las nociones de exclusividad, y exclusión.

Jacqueline: ¿entonces te refieres a que es algo que está fuera de tu alcance? 

Tona: no que esté fuera de tu alcance, pero estando en el margen vives el centro de lejos, como algo a lo que nunca vas a acabar de pertenecer. Estar en el margen es un privilegio porque te permite estar siempre desde fuera viendo, y reflexionar lo que sucede en el centro. A pesar de que es una posición muy insegura, también es muy segura porque tienes implicaciones pero no las tienes, estas en un espacio bisagra que abre muchas puertas, donde hay mucha facilidad de movilidad y autodefensa, y eso posibilita crear espacios que en el centro no hay.

M: Entonces, ¿Cuál es el propósito, el ideal de sus proyectos? 

Jacqueline: yo no creo que estemos tratando de cambiar algo, pero si tener las herramientas para defendernos ante lo que pasa. En este sentido, nosotros no podemos cambiar las calles, pero creo que podemos de alguna manera hacer presión para que las cosas no sigan de esta manera. 

Antonio: nosotros hablamos por ejemplo de personas que no se quieren ir del pueblo y que sienten cierta pertenencia pero a lo mejor no se sienten incluidos en un grupo, y a lo mejor estos proyectos nos permiten, de algún modo, por lo menos para los que participamos en ellos, que lo anterior suceda. Encontramos a alguien con el que compartimos, nos relacionamos afectivamente, y vivimos una circunstancia de vida similar. Creo que eso en parte lo relevante de los proyectos, conocerse, reconocernos entre nosotros e intentar expandir esa sensación hacia el público. 

Tona: si vienes de ahí (del margen) nunca vas a estar allá (en el centro), y eso te va hacer consciente de que tú eres capaz de generar otros polos, lo que estamos haciendo en el MArCE, o ellos en BANCO, es generar otro centro. Para las instituciones somos la periferia, pero en Santa Clara, nosotros somos el centro, y tenemos que cuidar cómo vamos a hablar con la gente para no ser un centro igual del que venimos huyendo. Se vuelve una paradoja, que yo creo que es interesante porque el margen es el que siempre podrá poner en tensión toda la acción política. En el margen la utopia se vive en el presente, y tiene que ver con que no puedes esperar que un mejor futuro venga, sino exigir que en el presente las condiciones de vida sean las suficientes para poder seguir viviendo. 

Lalo: el reto que te pone el vivir en una circunstancia así, es que puedas revolucionar tu vida y la de las personas alrededor, porque la dinámica que te orilla es diferente, es una responsabilidad que te hace ser mas consciente. 

***

Para conocer más sobre las actividades y programa de los colectivos:

MARCE 

Museo de Arte Contemporáneo de Ecatepec 

Facebook

Instagram

***

EL B.A.N.C.O.

Av. Lourdes Esq Sur 44, Col Nuevo Paseo de San Agustín, Ecatepec de Morelos, 

Facebook

*Fragmentos de esta entrevista aparecen en el programa de Radio UC Pasaporte Cultural del 9 de abril de 2019.

Consultas:

Pobreza a Nivel Municipio 2010 y 2015

Casas y centros culturales en Ecatepec de Morelos, Estado de México

FONCA y los posgrados en el extranjero. ¿A dónde vamos?

Artículos recientes

Show Comments Hide Comments ()

La hiperpolitización millennial: de los clicks a las calles

Volumen Cinco

El millennial: inconformista, apático, ruidoso e inquieto; el dolor de muelas de los Baby Boomers. Nuestra sociedad actual es una que debe cuestionarse y los millennials están aquí para hacerlo.

Con cariño, El Holgazán

Volumen Cinco

Cultura, arte, humanismo; bla, bla, bla. ¿Para qué?

Perspectiva Alternativa

Volumen Cinco

¿Qué es la ironía? ¿Acaso no la vida te prepara para lo inesperado? Descúbrelo en esta Perspectiva Alternativa de Andrea Puebla.

Cargar más