Lou reed y la travesía de la soledad

Theo Garza redime a Lou Reed y su travesía como solista al reivindicar "Transformer": un álbum músical que contiene piezas magníficas y cuyo estilo sembró un género del Rock Art completamente nuevo.

por Theo Garza
6 Junio 2018
Teimpo de lectura -
Fotografía por Lisa Law (1966)

Lou reed y la travesía de la soledad


Lou Reed fue un gran músico. Su versatilidad le permitió fungir como guitarrista, compositor y cantante de la extraordinaria banda The Velvet Underground, la cual fundó en 1964 junto con John Cale. Su periodo de actividad fue corta, pero espectacular. Y en gran medida, su éxito se debe al genio artístico de Reed. Por ello, aprovecho este espacio para platicarles un poco de su carrera como solista y recomendarles algunas de sus obras más destacables.

 

Al haber salido de Velvet Underground  en 1970, comenzó su trayectoria como solista. Su primer álbum homónimo, Lou Reed, no tuvo tanto éxito. No le impidió continuar su carrera: logró posicionarse como un gran músico, y su vasto material discográfico se puede consagrar en la cumbre del rock.

 

Fue en su segundo álbum, Transformer (1972), donde comienza el éxito, y a mi parecer, donde encontramos la esencia de Lou Reed. No fue casualidad: los productores fueron nadie más ni nadie menos que el mismísimo David Bowie, y su guitarrista Mick Ronson. (Quienes por cierto, lo apoyaron en hacer que unas de sus canciones escritas para Velvet Underground vieran la luz del día: “Satellite of Love” y “Andy’s Chest”). Este álbum fue (y continúa siendo) menospreciado.

 

Lo recomiendo ampliamente para cualquier persona que quiera entrar al mundo del Art Rock y al misterioso universo de Andy Warhol. A continuación una breve reseña de las mejores piezas musicales de tal album.

The Velvet Underground con la cantante alemán Nico, quien prestaría su voz para el primer álbum de la banda, y Andy Warhol (derecha), con quien la banda mantuvo una relación estrecha. - Fotografía por Steve Schapiro (1966).

Vicious

Esta canción la escribió después de haberse juntado con Andy Warhol, quien le recomendó hacer una canción de alguien vicioso. Ante la sugerencia, Lou se rio y le contestó: «¿alguien vicioso?, ¿no me ves a mí?»  Warhol replicó: «sí, un vicioso que te pueda comer como una flor».

 

La guitarra provocadora de Mick Ronson y la voz de Lou Reed hacen esta canción un must para cualquier playlist; empero, esta no es la mejor pieza de Transformer....

David Bowie, Iggy Pop y Lou Reed en 1973.- Fotografía por Mick Rock (1973).

Perfect Day

¡Qué decir de esta canción! Es perfecta en todos los sentidos: para ese vacío dominguero, para ir en camino al trabajo, o simplemente para disfrutar en la alcoba. Levanta el ánimo. Ante cualquier mal, Lou proporciona un bálsamo. Debo advertir que  Mick Ronson fue quien hizo todos los arreglos de cuerdas (i.e. violines, violas, etcétera).

Take a Walk on the Wild Side

Esta pieza brilla por su composición lírica. Cuenta la historia de diversos encuentros sexuales con diferentes clases de personas. En su momento abordó temas tabúes, y de ahí su trascendencia. (De hecho, es considerada como una de las canciones más populares de Reed.)

Satellite of Love

Un poco menos provocadora que Take a Walk on the Wild Side, Lous Reed combina elementos melancólicos y alegres para crear una balada que irrumpe y estalla a la perfección rumbo al final. Vale decirlo: es mi canción preferida de Trasnformer. Las palabras sobran y poca justicia le haría. Mejor escúchenla ustedes mismos. No quisiera arruinarles esa epifanía musical.

I’m so free

La esencia del rock se consagra en esta pieza. Un ritmo más acelerado, tajante y enigmático hacen de la canción una obra excelsa. Combina elementos de diversos géneros musicales y los funde con parsimonia. El acompañamiento de los instrumentos con la voz de Reed se mezclan para generar un sonido inigualable.

 

Espero sea de su agrado esta pequeña reseña. Estarán leyendo más reseñas mías por este medio. ¡Le deseo lo mejor para este 2018 que apenas comienza!

Artículos recientes

Show Comments Hide Comments ()

La trinidad pacífica: a 50 años de Woodstock

Jesus Montaño reflexiona entorno a los 50 años del festival de música más importante de la historia: Woodstock.

Avanzada regia: el quiebre musical de las montañas

volumen dos

En los noventas, el norte de Monterrey presenció un crecimiento musical sin precedentes. Aunque cercado por montes, algo penetró hasta el corazón de la ciudad; y las células musicales de los regios se estremecieron: había nacido un movimiento musical que pugnaba por colocar a la Sultana del Norte en la escena artística, hasta entonces, secuestrada por el centro del país. Esta lista musical de Theo Garza busca revivir el movimiento musical.

A 50 años de vuelo: una mirada a la inmortalidad led-zepeliana

El trueno en la voz de Plant; la percusión enfurecida de Bonham; la versatilidad de Jones; y el ingenio musical de Page, hicieron de Led Zeppelin no una banda: un mito que se reafirmaba en cada uno de sus álbums. Dioses del olimpo; leyenda del rocanrol; el cantar de los cántares nórdicos; mucho se ha dicho del zepelín que -en palabras de Keith Moon- jamás habría de volar, pero que logró llegar al cielo musical. Desde el crunge, hasta el country; desde el rock hasta la balada: Led Zeppelin descubrió en la música una forma de experimentar la vida misma. Theo Garza y Javier Talamás, con motivo del 50 aniversario de la banda inglesa, curan una playlist que pretende mostrar el lado humano y versátil de la banda.

Cargar más