«Nos quitaron tanto que nos quitaron el miedo» Pero nos siguen matando.

Editorial

El miedo nunca se va, pero estos días está más que presente el terror que es ser mujer en un país feminicida. La respuesta de la fiscalía del Estado de Nuevo León publicó en sus redes sociales la falta de evidencias que corroboraran la información, advirtiendo que puede asustar a personas "susceptibles" Las mujeres mexicanas somos susceptibles a estar aterradas de ser la siguiente cara de #NiUnaMenos

por Redacción
21 Octubre 2020
Fotografía Obtenida de: Machismovirus

«Nos quitaron tanto que nos quitaron el miedo» pero nos siguen matando. 

 

Las redes de apoyo y protección entre mujeres surgen como respuesta a la falta de interés social e institucional que existe en el mundo cuando se trata de violencia de género. 

Como bien dicen las consignas de las marchas feministas: «la policía no me cuida, me cuidan mis amigas». Si eres una mujer viviendo en México, es probable que vivas entre el constante bombardeo de noticias de feminicidios, secuestros y desapariciones de otras mujeres. Es posible incluso que la constancia haya adormecido ya el miedo. 

Sin embargo, de vez en cuando los recordatorios del riesgo de sufrir injustamente por el simple hecho de  ser mujer son inescapables.  En el transcurso de la semana pasada, se difundieron diferentes publicaciones y cadenas de alerta, sobre una posible ola de secuestros a mujeres, con fines de prostitución. Los Audios e imágenes difundidas mencionan que se está ofreciendo $ 10,000  de recompenza por secuestrar a mujeres en diferentes estados con la finalidad de prostituirlas en Cuernavaca.También se mencionaba una posible ola de secuestros masivos el 17 de octubre en Monterrey. La fiscalía de Nuevo León publicó a través de sus redes sociales un mensaje desmintiendo la veracidad de estas cadenas, comentando que no ha habido reportes con estas características: 

“Respecto a la “cadena” que se ha viralizado sobre privaciones de la libertad de mujeres, informamos que carece de sustento. No se ha reportado hecho con esas características en el Estado. Rogamos no contribuir con quien desea causar intranquilidad en personas susceptibles”

El problema es que no se trata de personas suceptibles, se trata de miles de mujeres que tienen el miedo adherido a los huesos, que están acostumbradas a mandar sus ubicaciones a diferentes amigas en cada salida, a tener que caminar de prisa y alerta, con las llaves entre los nudillos y el oido al pendiente de cualquier actividad inusual. 

No se trata de un miedo basado en especulaciones, si no en estadísticas recientes —Septiembre 2020— que colocan a Nuevo León como  la cuarta entidad con el mayor número de feminicidios en el país según Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. 

 

Como si hiciera falta repetirlo

Artículos recientes

Show Comments Hide Comments ()

Sobre el origen de los machitos

Volumen Once

Las conductas violentas y machistas se suelen justificar desde una posición biológica: el hombre es fuerte, es viril, es líder de tribu. Esto es falso. Si desde la posición biológica se quisiera justificar, entonces se debe abordar también desde la teoría de la evolución. Además, no se debe ignorar que las personas somos, esencialmente, seres sociales. Oscar Elizondo repasa el origen del macho tradicional desde esta perspectiva. ¿Están acaso los hombres que no han adaptado la masculinidad a la sociedad actual predispuestos a la extinción?

Ingenieros Macho Alfa

Volumen Once

En el imaginario social del mexicano la ingeniería es una carrera de hombres (sensatos además diría el profesor chiflado). Lo que engloba ese título portado por tantos es una especie de orgullo masculino en esencia pura. Una medalla de macho en torno al cual gran porcentaje de la población varonil se identifica y desde donde se construye su identidad. Para Federico Compeán, hay una necesidad de romper con esto.

El verde oscuro es un color de Señor

Volumen Once

Camila Cienfuegos, en torno a la memoria de su abuelo, reflexiona sobre el rol que las figuras tradicionales paternalistas pueden tener; y cómo estas influyen en la construcción de una identidad y de los recuerdos que nos forjan.

Cargar más