Dos Poemas

Volumen Ocho

Dos poemas de Francisco Aguilar

POR Francisco Aguilar
4 mayo 2020

Dos Poemas

He visto a mis amigos convertirse en figuras

He visto a mis amigos convertirse en figuras, y a sus
figuras convertirse en símbolos.

He visto a los símbolos volverse faros,
linternas y exterminadores de mosquitos.

He visto a los mosquitos escapar a oscuras,
con la obvia indiscreción de su zumbido,
como creyentes, o críticos, o carniceros.

He visto pocas cosas
con nitidez o con criterio,
pero bastantes para ser preciso;

y si he visto poco,
es menos de lo que podría y más de lo que es debido:
estos lentes son para encuadrar los ojos
sin que la mirada se extienda a los excesos,

pero ser mirón de oficio incluye
el compromiso de haber visto sin saber
a quién contarle lo que hay oculto
entre los símbolos de la calle a oscuras.

Un malware llamado deseo

Tenemos maestros porque
tenemos que acabar con ellos,
pero acabemos también con la colegiatura,
el aula, la matrícula y la graduación.

No se agota en el parricidio
el esperpento
que escribimos.

Los histéricos ahogados
en el alba industrial de hace
trescientos años son
nuestro reflejo de esquizos
en una revolución electrónica
que no solo lo cambia todo:
nos obliga a cambiarlo todo.

Esto nos tocó vivir, ¿qué
vamos a hacer con ello?

Asumamos el descaro
de explorar
un lenguaje poético
de Internet:
uno que nazca de él
moldeado por él,
que no salga de él sin ser
rremediablemente suyo.

Uno cuir, que explote
sus potencias internas
de máquina de máquina
para experimentar discursiva,
conceptual y materialmente
con poesía no-creativa,
no-afectiva y
no-perenne.

La revolución en la literatura es el huracán
y el poeta que se entrega
a ella
no es ya el poeta,
es la miserable hoja
arrebatada por el vendaval.

¿Cómo no íbamos a ponernos
mal? Si somos
y habitamos
en múltiples voces
desordenadas
el cuerpo sin órganos
del Soberano.

Una respuesta a “In my life”

  1. No dice:

    Esta es la cosa más tibia y cobarde que he leído en mi vida. “Estamxs deilusionadxs entonces solo vamos a retuitear infografías y peticiones”. Son solo socialdemócratas que quieren quitarle el potencial revolucionario a las masas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos similares

Vela en mundo de cerillos

Volumen Trece
El sentimiento de otredad a veces desborda; ser otro ante los demás, ser otro ante uno mismo. Con mayor frecuencia, sucede a las mujeres, quizá por su cuerpo, quizá por su independencia. Michelle hace una…

Leyenda Norestense

Volumen Cero
Se cuenta que ese año (y otro más, y tantos otros), el sol inclemente del verano y los crudos inviernos acabaron con toda posibilidad de supervivencia en aquella comunidad cercana a Cadereyta.

La sexta vez que nací

Volumen Quince
Un poema de Jess AF.

No se contratan niños sin manos

Volumen Nueve
Un breve texto de Francisco Tijerina que juega con la ficción y la prosa poética para entregarnos algo propio de estos tiempos pandémicos.

Bestiario fantástico de Anáhuac

Volumen Cero
​Nuestro país ha sido, hasta hace poco, una nación que se explica en virtud de sus luchas y no de sus logros. Antes de la Revolución, México había gozado solamente 34 años de paz. Desde…

Seeds

Volumen Uno
En la #EraDelPulgar, la lengua muta y se sobrepone a los límites geográficos: con un pulgar y un clic, a otros idiomas accedemos. Lee este cuento en inglés, escrito por un mexicano radicado en Estados…

Impostura clínica

Volumen Catorce
A partir de los antidepresivos, Katia Rivera reflexiona sobre los estigmas clínicos; pero no es un ensayo médico: es una aproximación profunda sobre el sentimiento y la vaciedad que genera el sentirse impostora, sentirse otra,…

Canciones que alguna vez busqué en Spotify

Volumen Dieciséis
Para Jeimmy Ibarra la música puede unirnos en un doble sentido: por un lado, nos permite crear lazos y vínculos con las personas con las que escuchamos ciertas canciones, y por el otro, nos permite…

Volumen Cero
En un pueblo desconocido, dos novios celebran su lazo matrimonial mientras la madre del novio atiende sin cesar a los muchos invitados (o no invitados) que esperan de cenar y tomar. Las tierras áridas todavía…