Querer ser polvo

Volumen Cero

En este poema, el amor se vuelve polvo; se condensa el cuerpo para ser liviano, ligero: cualidades que nos pueden hacer volar como desaparecer. ¿No es semejante la condición del hombre y la mujer?

POR Isabel Papacostas
17 agosto 2018

Querer ser polvo

querer ser polvo

para abrazarte en la repisa

de una biblioteca cualquiera

rozar tu piel desnuda

dormir encima tuyo

tres años

cuatro

estar en ti sin molestarte

liviana

vencida

por apenas

un suspiro

un estornudo

o un húmedo trapito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos similares

Pintura Rupestre Moderna

Volumen Cinco
¿Qué tan importante es el arte para la humanidad? Desde sus inicios, el arte y el hombre han evolucionado al mismo tiempo. Es por ello que tenemos que conservar esta costumbre; tal y como lo…

Análisis FODA: fuerzas, oportunidades, debilidades, amenazas (soneto)

Volumen Diecisiete
Un poema de Ariela Wolcovich. Este texto forma parte de los talleres impartidos por Rebeca Leal Singer de marzo 2021 a julio 2021.

Cine para todos

Volumen nueve
Los cines han sobrevivido crisis económicas; nunca han cerrado por completo. No cerraron siquiera durante la Gran Depresión; al contrario, prosperaron. Tampoco durante la Segunda Guerra Mundial, aunque muchos de los filmes proyectados durante esa…

Análisis de riesgo

Volumen Diecisiete
Un poema de Rebeca Leal Singer.

[¿A dónde irán]

Volumen Diecisiete
Un poema de Karla Gabriela Ramírez. Este texto forma parte de los talleres impartidos por Rebeca Leal Singer de marzo 2021 a julio 2021.

Aforismos de una impostora

Volumen Catorce
Un aforismo de Raquel Guerrero.

Sed que escurre

Volumen Cero
Un poema por Jorge Olivera Vieden.

La ciudad blanca: Mérida, Yucatán

Volumen Dos
A través del lente de Anna Karen Garza no solo vemos otro lado de los colores de Mérida, como el rosa, el verde, y el amarillo, sino también el otro lado de su historia y…

Camino a la fragmentación: entrevista a Francisco Abad

Volumen Tres
Para el maestro Francisco Abad, «no hay coherencia en nuestras cosas. Estamos completamente rotos en muchas cosas porque primero queremos agradar: es lo que busca la sociedad de consumo; que agrades a través de consumir…